Saltar al contenido

13 de Febrero / Santas Fusca y Maura, Mártires

En tiempo de persecución de Decio, una joven de 21 años, natural de Ravena, llamada Fusca deseaba abrazar el cristianismo. Habló de ello a Maura, su nodriza, quien la animó y le propuso convertirse también al cristianismo. Buscaron a un sacerdote llamado Hermoloro, quien les administró el bautismo. Cuando se entero de lo sucedido, el padre de Fusca montó en cólera e intentó –por diversos medios- devolver a su hija a las prácticas de la idolatría. Pero como no pudo doblegar su voluntad, la denunció al gobernador Quintiliano.

Este envió a sus secuaces para detener a Fusca y a su nodriza, pero a la vista de un ángel que estaba al lado de la joven, los esbirros no se atrevieron a ejecutar las órdenes. Fue necesario que las dos cristianas acudieran voluntariamente al tribunal para declarar que creían en Jesucristo. Fueron cruelmente flageladas y luego muertas.

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

Santas Fusca y Maura, Mártires

Cuántas muertes por no caer en la idolatría; pobres personas, grandes almas santas, como lo fueron las santas Fusca y Maura, mártires. Amo a todos los que sufrieron tanto por defender su fe. ¡Te amo en Cristo!

P. Jesús

© copyright