Saltar al contenido

21 de Enero / Santa Inés, Virgen y Mártir

Considerada en la Iglesia como patrona de la pureza, es una de las más populares santas cristianas, y su nombre está incluido en el canon de la misa. Debido a sus riquezas y hermosura, la santa –a la edad de trece años- fue pretendida por varios jóvenes de las principales familias romanas; sin embargo, la joven había consagrado su virginidad al Señor Jesús.

Ante esta negativa, sus pretendientes la denunciaron como cristiana al gobernador, quien utilizó halagos y amenazas para persuadirla, pero todo fue en vano, pues Inés se mantuvo firme en su decisión. Al ver esto, el gobernador la envió a una casa de prostitución, donde acudieron muchos jóvenes licenciosos pero que no se atrevieron a acercársele, pues se llenaron de terror y espanto al ser observados por la santa. El gobernador enfurecido la condenó a ser decapitada. El cuerpo de la santa fue sepultado a corta distancia de Roma, junto a la Vía Nomentana.

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

Santa Inés, Virgen y Mártir

Hay santos que, por sus circunstancias de vida, tienen una historia conmovedora y dan un ejemplo tal de su fe, que arrastra a la oración por ella, como sucede con la vida de Santa Inés, virgen y mártir, que demuestra con su biografía toda la belleza de su pureza. Es sin duda una hija de María; porque quien diga amar a María y tenerla por madre suya y, no viva la pureza, no es amor verdadero lo que siente por Ella, por la Madre de Dios.

P. Jesús

© copyright