Saltar al contenido

24 de Enero / San Francisco de Sales, Obispo de Ginebra

San Francisco nació en el castillo de Sales, Saboya, el 21 de agosto de 1567, siendo bautizado al día siguiente como Francisco de Buenaventura. Tuvo como patrono y modelo a San Francisco de Asís. A los catorce años, Francisco fue a estudiar a la Universidad de París, donde estudió retórica, filosofía y teología. A los 24 años, obtuvo el doctorado en leyes en Padua y regresó al seno familiar. Fue ordenado sacerdote dos años después, a pesar de la fuerte oposición de su padre. Posteriormente, el santo se ofreció a evangelizar la región de Chablais, donde las condiciones de los habitantes eran deplorables a causa de los constantes ataques de los ejércitos protestantes.

La tarea de Francisco no fue fácil, y en los primeros años, el fruto del trabajo misionero era muy escaso. Sin embargo, gracias a su paciencia y su humildad, poco a poco el santo consiguió abundantes números de conversiones, restableciendo nuevamente la fe católica en la provincia. En 1602, Francisco fue elegido como Obispo de Granier. Dos años después, el santo conoció a Santa Juana Francisca de Chantal, y el resultado del encuentro de los dos santos fue la fundación de la Congregación de la Visitación. Alrededor de 1622, el santo fallece, luego de meses de agonía y sufrimiento.

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

San Francisco de Sales, Obispo de Ginebra

Cuando dos santos se ayudan, es cuando dos rezan a Dios por una misma misión; y Dios no niega nada a los santos: nada. Haz la prueba, como lo hicieron tantos, como lo hizo san Francisco de Sales, obispo de Ginebra.

Y si tú eres casado, haz la prueba con tu cónyuge, que como tú quiere la santidad; entonces, unidos los dos a una y más por el sacramento matrimonial, por la oración de ambos a Dios, no os negará nada, ¡nada!, para apoyar vuestras obras y misión de santidad: Iglesia doméstica.

P. Jesús

© copyright