Saltar al contenido

30 de Diciembre / Santa Anisia

Santa Anisia era una joven cristiana, huérfana de padre y madre y dueña de una gran fortuna con la que beneficiaba generosamente a los más necesitados. En los tiempos del gobernador Ducisio desató una cruel persecución en Tesalónica y trataba de impedir, especialmente, que los cristianos llevasen a cabo sus asambleas religiosas. Anisia decidió asistir a una de estas asambleas, pero en el camino, uno de los guardias del emperador le cerró el paso y le preguntó a donde se dirigía.

La santa confesó valientemente su fe cristiana provocando la ira del guardia quien la mató inmediatamente. Cuando retornó la paz para la Iglesia, los cristianos de Tesalónica construyeron un oratorio en el lugar donde había sido sacrificada la santa.

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

Santa Anisia

Los paganos, los contrarios al Amor, persiguen, prohíben y matan, pero nadie que ama a Dios, muere en vano; todos los santos mártires son semillas de otros santos.

La vida, los vivos, se rebelan a la muerte, y todos mueren; todos lo vivos mueren, pero unos son Santos y otros no lo son.

Santa Anisia, ella defendió su verdad, la de ser cristiana; la mataron por ello y murió mártir de la fe; ella, que sufrió tanto, comprende tu sufrimiento, el que llevas dentro por seguir a Cristo, por imitar a Dios.

P. Jesús

© copyright