Saltar al contenido

Evangelizar

51 Carta / A ti, que no sabes cómo predicar el evangelio si también dudas

Domingo, 24 de julio de 2.011

A ti, que no sabes cómo predicar el evangelio si también dudas:

Si dudas no puedes predicar el evangelio, debes vivirlo, y, mientras vayas viviéndolo, Dios te llenará de fe, por tus obras, y luego podrás predicar.

Lo que sí puedes hacer, es PROPAGAR el evangelio, que no es lo mismo que predicarlo. Sé que me has comprendido perfectamente.

Sabiendo que dudas, debes fortalecer tu fe cumpliendo obedientemente con ella, sin cuestionarte nada, dejándote llevar por tu deber, el de rezar, el de cumplir con todos y cada uno de los mandamientos, y de usar de los sacramentos. Haz esto un año, viviendo en Gracia de Dios, y si lo cumples, si obedeces sin cuestionarte nada, haciendo como el hijo pequeño que obedece y cumple con su deber de hijo al Padre, que le pide se porte bien; y, ¿qué hay de malo en ello, en hacer las cosas bien y ser bueno?, nada de malo hay; entonces no hay dudas que hagan dudarte de hacer el bien, pues hazlo; haz el bien que Dios Padre te pide, y si te despistas y pecas, que lo vas a hacer, y que por eso Dios dejó a su Iglesia los sacramentos, en este caso, el de la penitencia, el de la confesión, entonces, ¡utilízalo!, y lo utilizas cuantas veces te haga falta, y lo antes posible; ¡no vivas en pecado!; no vale la pena vivir sufriendo cuando tienes a mano la confesión y por ella recibes la consolación de Dios Espíritu Santo; ¡déjate consolar, no seas soberbio!, vive en paz, amor y alegría, y eso lo dan los sacramentos; confía en ellos, son de fiar; no han hecho mal a nadie, NUNCA JAMÁS, al contrario, todo el bien que deseas y quieres, tanto para ti como para los demás, te llega por ellos, los sacramentos. Así que dale un voto de confianza a Dios, y ¡úsalos!, ¡disfruta de recibir Amor, el Amor con que Dios te Ama!, eso dan los sacramentos: Amor de Dios. ¿Lo quieres?, ¿quieres recibir, sentir, vivir, el Amor de Dios en ti?, entonces, usa de los Sacramentos, y ¡adelante con tu vida de fe!

Pasado el tiempo, hijo mío, hija mía, las obras de tu obediencia a Dios Padre, imitando en todo a Cristo, Jesús, te darán confianza y serenidad, y verás la vida como lo que es: maravillosa, y amando la vida de verdad, podrás predicar el evangelio; por tu fe.

Es fácil. Haz la prueba.

Vivirás mejor y teniendo más calidad de vida, la alegría del vivir te quitará las dudas, porque dudas ya que no eres feliz. Serás feliz cuando obedezcas a Dios Padre, mi pequeño-a hijo-a de Dios. Deja que Dios te Ame.

Con afecto sincero.

 P. Jesús

© copyright

Para quien quiera contestar a la carta, CLICAR AQUÍ, aunque el P. Jesús no podrá responder a cada uno, sí que pedirá a Dios Padre, en nombre de Jesús por esta persona y sus intenciones. EXPLICACIÓN.

 

65 Carta / A ti, que quieres propagar el Evangelio

Domingo, 30 de octubre de 2.011

A ti, que quieres propagar el Evangelio:

Amiga fiel, amiga buena de Dios Hijo Jesucristo, que conoces que no hay nada como el Evangelio, a ti que me escribes y me dices:

“Padre Jesús, tengo una inquietud; quisiera propagar el evangelio, y como ustedes dicen, ponerlos en el buzón de las casas, pero mucha gente me dice que muchas veces no lo leen o lo utilizan para reírse o burlarse del evangelio ya que es palabra viva. O repartirlo cuando salgan de Misa, pero la gente no lo va aceptar porque ya lo escucho en la celebración. Me gustaría pegarlo a la entrada de los supermercados. Dios me ayudara a pensar donde sería el mejor lugar gracias por sus sugerencias.”

Amiga, a ti te digo, como a todos: vive el Evangelio, ¡vívelo!, que salga por tus ojos, llenos de ternura por todos, llenos de misericordia por todos, llenos de esta alegría de la fe, de este gozo en el Señor que te llena el alma de hambre de evangelización. Llévalo en tus palabras de consolación, de misericordia, de reconciliación. Porque el Evangelio es la mejor noticia jamás oída, es la que llena no sólo los corazones, sino las almas; que incluso el intelecto es más certero y en la conciencia se reconcilian y viven felices todas las potencias que rigen a la persona. Allí, en la buena conciencia, se sientan a dialogar los sentimientos, las ideas, los proyectos, las obras y la realidad, y deciden amar a Dios sobre todas las cosas, y proyectan servirle, como tú, amiga bendita, proyectas propagar el Evangelio.

Empieza rezando, y Dios te mostrará el camino de propagar el Evangelio de la fe, porque Dios Espíritu Santo sabe todo lo que hay que hacer, así que no te angusties, y vive disfrutando de leer y aprender cada día del Evangelio, y cuando digo del Evangelio digo y quiero decir del Evangelio y no de mis meditaciones sobre el Evangelio, aunque si te parecen un bien para las almas, puedes, junto al evangelio, trasmitir mis palabras que con tanto afecto sincero, que con tanto cariño escribo para que el Padre Dios, a cada uno, le muestre su camino.

Hallarás el camino de propagar el Evangelio, porque todo lo que se le pide a Dios, Dios lo concede.

Vuelve a escribirme dentro de algunos años, cuando ya tu apostolado de propagación del Evangelio te haya llevado a vivirlo y a conocer de tal manera a Jesús, que siendo tu Rey, lo sirvas incondicionalmente, apoyada siempre por la intercesión de la Virgen María.

Tú vas a ser muy feliz viviendo el Evangelio de la fe.

Con afecto sincero.

 P. Jesús

© copyright

Para quien quiera contestar a la carta, CLICAR AQUÍ, aunque el P. Jesús no podrá responder a cada uno, sí que pedirá a Dios Padre, en nombre de Jesús por esta persona y sus intenciones. EXPLICACIÓN.